Ayudas ergogénicas


Opinión especializada

OTRA MIRADA

Farm. José Luis Castaldi
Gerente General de Provefarma SA

Un plan de suplementación interviene en las tres fases de la actividad física: energía, hidratación y recuperación.

En este caso, nos referiremos a la primera, donde la utilización de “ayudas ergogénicas” optimiza la producción, control y consumo de energía, aumentando el rendimiento físico y reduciendo la fatiga, tanto en entrenamiento como en competencia.

Entre las ayudas naturales que potencian el rendimiento deportivo encontramos las:

* Fisiológicas: su ingesta estimula la condición normal de nuestro organismo y evita o retarda la aparición de condiciones perjudiciales que se manifiestan por el esfuerzo y desgaste físico. El ejemplo más común en este caso es la ingesta de productos que eviten la acidosis muscular por acumulación de ácido láctico.

* Farmacológicas: su incorporación estimula la producción de energía que el cuerpo no posee en cantidades adecuadas para el esfuerzo físico, aumentando así el rendimiento orgánico a partir de distintos mecanismos biológicos. Por ejemplo, la cafeína: su ingesta estimula el sistema nervioso central y la liberación de grasas.

* Nutricionales: modifican la dieta del deportista con el objetivo de mejorar el rendimiento.

Los mejores resultados deportivos se obtienen combinando las ayudas ergogénicas con dietas especiales, lo que constituye el “plan de suplementación”.

Entre las ayudas ergogénicas más utilizadas, por su efectividad y por estar comprobadas científicamente, podemos mencionar:

* Bebidas isotónicas y geles bebibles: aportan sales, vitaminas, minerales y otros nutrientes en pleno esfuerzo físico y son fáciles de transportar y consumir.

* Barras energéticas: aportan hidratos y/o proteínas.

* Antioxidantes: evitan la acumulación de radicales libres generados durante la actividad física.

* Aminoácidos ramificados: estimulan la generación y acumulación de energía.

* Creatina: aporta energía de rápida disponibilidad. Recomendada para deportes explosivos e intermitentes.

* Cafeína: produce mayor concentración y estimulación. Moviliza ácidos grasos utilizados para generar energía en pruebas de resistencia.

* Bicarbonato y Citrato: retrasan la aparición del calambre en actividades físicas intensas.

* Hierro, Zinc, Calcio y Magnesio: reponen deficiencias de minerales.

* Glicerol: mejora la hidratación.

* Glucosamina: repara y mantiene la integridad de las articulaciones.

* Glutamina: estimula los procesos anabólicos energéticos y las defensas.

* Carnitina: facilita la movilización y generación de energía a partir de ácidos grasos.

No hay comentarios: